ENVÍO GRATUITO PARA COMPRAS SUPERIORES A 20€

Skip to main content

Alimentos con efectos antiinflamatorios

Un equipo de científicos del Instituto de Shanghai para Ciencias Biológicas, en asociación con la Universidad de Oxford y el Instituto de Bioquímica y Biología Celular, han investigado los mecanismos antiinflamatorios del resveratrol1The Author 2015. Published by ABBS Editorial Office in association with Oxford University Press on behalf of the Institute of Biochemistry and Cell Biology, Shanghai Institutes for Biological Sciences.

La prestigiosa revista científica de la Oxford University, Acta Biochim Biophys Sin (ABBS), publicó un artículo de investigación sobre los mecanismos de actuación antiinflamatorios del resveratrol, un componente natural de las uvas, el vino tinto, arándanos y algunas plantas (Polygonum cuspidatum). El trabajo concluía diciendo que el resveratrol ejerce efectos bioquímicos sobre la interleucina 6 (IL-6) inhibiendo su acción inflamatoria; efecto sumamente interesante en algunos procesos infecciosos.

Como es sabido, en algunas enfermedades crónicas, autoinmunes o procesos infecciosos inducidos por diversos patógenos, ya sean bacterias, microbios o virus, el sistema inmunitario responde con un incremento de macrófagos (defensa innata), que a su vez, conlleva un incremento de diversas citoquinas que ejercen un efecto inflamatorio, causante en ocasiones del dolor, o posibles neumonías. La cuestión planteada a investigar es si los alimentos pueden contribuir en reducir la inflamación y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Esta pregunta no es nueva, y la abundante bibliografía científica demuestra el interés en dicha investigación. En este breve artículo se hacen mención a dos estudios. El primero, publicado por la revista de ABBS de la Universidad de Oxford, y un segundo editado en la revista Acta Médica Peruana (AMP), realizado por un equipo de investigación entre diversas universidades peruanas2Lidia Caballero-Gutiérrez, Gustavo F. Gonzáles; “Alimentos con efecto anti-inflamatorio Foods with anti-inflammatory effect”, Acta Med Perú. 2016;33(1):50-64.

LA ALIMENTACIÓN Y LOS PROCESOS INFLAMATORIOS

Es reconocido que los alimentos producen metabolitos secundarios que generan una actividad antiinflamatoria, lo que favorece el equilibrio entre los mecanismos inflamatorios y antiinflamatorios, además de ser útil en el tratamiento de enfermedades crónicas con síntomas inflamatorios. Por ejemplo, la evidencia ha demostrado que nutrientes como los ácidos grasos DHA y EPA3Pinazo MD, Boscá L. Propiedades antiinflamatorias de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3. Indicaciones en oftalmología. Arch Soc Esp Oftalmol. 2012;87(7):203-5. conducen a la producción de diversos actores con una acción bioquímica antiinflamatoria. Otros compuestos con este efecto son: fenólicos, alcaloides, terpenoides, flavonoides, caroteroides, y ácidos grasos poliinsaturados.

Con todo, es forzoso señalar que no se debe denostar toda inflamación, ya que en sí misma constituye un mecanismo de defensa, y por consiguiente necesaria. Esta repuesta natural del organismo se desencadena mediante diferentes agentes, tales como aminoácidos y citoquinas, entre ellas la denominada interleucina 6, protagonista en algunas infecciones de origen vírico, además de otros elementos que intervienen en un complejo mecanismo, amén de expresiones genéticas.

ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS

La abundante bibliografía científica contiene amplias referencias sobre los efectos antiinflamatorias de los alimentos. Sin ánimo presentar un listado cerrado, se destaca: de entre las frutas, se destacan: las uvas, el vino tinto, arándanos, manzanas, la granada, los cítricos, destacando de entre estos el limón, el mango, y la piña. Del reino vegetal podemos señalar: la cebolla, el noni, y el brócoli. De los tubérculos, adquiere notoriedad la maca andina (lepidium meyenii). El aceite de oliva virgen extra, por su contenido en omega 9 producen también efectos antiinflamatorios, así como el aceite de pescado azul ricos en DHA y EPA. De entre las especias se subrayan la cúrcumina, la estevia y el té verde. Finalmente, no podemos olvidar el buen efecto de las nueces y las semillas de chia.

En próximos artículos abarcaremos los alimentos más destacados y cuáles son los mecanismos de actuación de sus nutrientes para producir el efecto antiinflamatorio. Comenzamos con el resveratrol.

EFECTO ANTIINFLAMATORIO DEL RESVERATROL

Según diversos estudios, se informa que un consumo diario de 200 a 500 ml de jugo de uva produce un moderado efecto antiinflamatorio. Uno de los nutrientes más importantes del jugo de uva o del vino es el resveratrol, que inhibe algunas interleucinas inflamatorias durante al menos 48 horas en función de la dosis ingerida.

Por otro lado, el exhaustivo estudio publicado en la revista de la Universidad de Oxford, examina pormenorizadamente los mecanismos bioquímicos antiinflamatorios del revestrarol, señalando precisamente la inhibición de la interleucina 6, que interviene en los procesos inflamatorios en supuestos por ejemplo, de neumonías causadas por infecciones bacterians o víricas.

OTROS ALIMENTOS INHIBITORIOS DE LA INTERLEUCINA 6

Respecto de los alimentos que favorecen la inhibición de la interleucina 6 se destacan: la cebolla4ZhangY. The molecular basis that unifies the metabolism, cellular uptake and chemopreventive activities of dietary isothiocyanates. Carcinogenesis. 2012;33(1):2-9. Kim HJ, Lee W, Yun JM. Luteolin inhibits hyperglycemia-induced proinflammatory cytokine production and its epigenetic mechanism in human monocytes. Phytother Res. 2014;28(9):1383-91. López LM. Distribution and biological activities of the flavonoid luteolin. Mini Rev Medic Chem. 2009;9(1):31-59. GriffithsG,TruemanL,CrowtherT,ThomasB,SmithB.Onions-a global benefit to health. Phytother Res. 2002;16(7):603-15, la uva, la guayaba, la maca5Gonzales GF, Villaorduña L, Gasco M, Rubio J, Gonzales C. Maca (Lepidium meyenii Walp), una revisión sobre sus propiedades biológicas. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2014;31(1):100-10. Gonzales GF, Gasco M, Lozada RI. Role of maca (Lepidium meyenii) consumption on serum interleukin-6 levels and health status in populations living in the Peruvian Central Andes over 4000 m of altitude. Plant Foods Hum Nutr. 2013;68(4):347-51. Valerio LG Jr, Gonzales GF. Toxicological aspects of the South American herbs cat’s claw (Uncaria tomentosa) and Maca (Lepidium meyenii): a critical synopsis. Toxicol Rev. 2005;24(1):11-35. Gonzales GF. Ethnobiology and ethnopharmacology of Lepidium meyenii (Maca), a plant from the Peruvian highlands. Evid Based Complement Alternat Med. 2012;2012:193496, te verde6Sherry CH, Hakim IA. Pharmacokinetic and chemoprevention studies on tea in humans. Pharmacol Res. 2011;64(2):105-12. Axling U, Olsson C, Xu J, Fernandez C, Larsson S, Ström K, et al. Green tea powder and Lactobacillus plantarum affect gut microbiota, lipid metabolism and inflammation in high-fat fed C57BL/6J mice. Nutr Metab. 2012;9(1):105. Cabrera C, Artacho R, Giménez R. Beneficial effects of green tea–a review. J Am Coll Nutr. 2006;25(2):79-99., y cúrcuma7Scapagnini G, Vonya V, Nader AG, Calogero C, Zella D, Fabio G. Modulation of Nrf2/ARE pathway by food polyphenols: a nutritional neuroprotective strategy for cognitive and neurodegenerative disorders. Mol Neurobiol. 2011;44(2):192-201. Belcaro G, Cesarone MR, Dugall M, Pellegrini L, Ledda A, Grossi MG, et al. Efficacy and safety of Meriva®, a curcuminphosphatidylcholine complex, during extended administration in osteoarthritis patients. Altern Med Rev. 2010;15(4):337-44. Vogl S, Picker P, Mihaly BJ, Fakhrudin N, Atanasov AG, Heiss EH, et al. Ethnopharmacological in vitro studies on Austria’s folk medicine. An unexplored lore in vitro anti-inflammatory activities of 71 Austrian traditional herbal drugs. J Ethnopharmacol. 2013;149(3):750-71. Bisht K, Wagner KH, Bulmer AC. Curcumin, resveratrol and flavonoids as anti-inflammatory, cyto- and DNA-protective dietary compounds. Toxicology. 2010;278(1):88-100..

CONCLUSIÓN

La evidencia científica ha demostrado que la alimentación contiene nutrientes que favorecen los procesos antiinflamatorios, que en algunos casos como en enfermedades crónicas o infecciosas pueden contribuir a la recuperación de la salud o mejorar la calidad de vida.  En cualquier caso, la alimentación no debe sustituir las indicaciones de las autoridades médicas.

Ante una enfermedad acuda a su médico.

Alexis J. Aneas
Experto en Nutrición Humana
Universidad de Santiago de Compostela (USC)

Referencias   [ + ]

1. The Author 2015. Published by ABBS Editorial Office in association with Oxford University Press on behalf of the Institute of Biochemistry and Cell Biology, Shanghai Institutes for Biological Sciences
2. Lidia Caballero-Gutiérrez, Gustavo F. Gonzáles; “Alimentos con efecto anti-inflamatorio Foods with anti-inflammatory effect”, Acta Med Perú. 2016;33(1):50-64
3. Pinazo MD, Boscá L. Propiedades antiinflamatorias de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3. Indicaciones en oftalmología. Arch Soc Esp Oftalmol. 2012;87(7):203-5.
4. ZhangY. The molecular basis that unifies the metabolism, cellular uptake and chemopreventive activities of dietary isothiocyanates. Carcinogenesis. 2012;33(1):2-9. Kim HJ, Lee W, Yun JM. Luteolin inhibits hyperglycemia-induced proinflammatory cytokine production and its epigenetic mechanism in human monocytes. Phytother Res. 2014;28(9):1383-91. López LM. Distribution and biological activities of the flavonoid luteolin. Mini Rev Medic Chem. 2009;9(1):31-59. GriffithsG,TruemanL,CrowtherT,ThomasB,SmithB.Onions-a global benefit to health. Phytother Res. 2002;16(7):603-15
5. Gonzales GF, Villaorduña L, Gasco M, Rubio J, Gonzales C. Maca (Lepidium meyenii Walp), una revisión sobre sus propiedades biológicas. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2014;31(1):100-10. Gonzales GF, Gasco M, Lozada RI. Role of maca (Lepidium meyenii) consumption on serum interleukin-6 levels and health status in populations living in the Peruvian Central Andes over 4000 m of altitude. Plant Foods Hum Nutr. 2013;68(4):347-51. Valerio LG Jr, Gonzales GF. Toxicological aspects of the South American herbs cat’s claw (Uncaria tomentosa) and Maca (Lepidium meyenii): a critical synopsis. Toxicol Rev. 2005;24(1):11-35. Gonzales GF. Ethnobiology and ethnopharmacology of Lepidium meyenii (Maca), a plant from the Peruvian highlands. Evid Based Complement Alternat Med. 2012;2012:193496
6. Sherry CH, Hakim IA. Pharmacokinetic and chemoprevention studies on tea in humans. Pharmacol Res. 2011;64(2):105-12. Axling U, Olsson C, Xu J, Fernandez C, Larsson S, Ström K, et al. Green tea powder and Lactobacillus plantarum affect gut microbiota, lipid metabolism and inflammation in high-fat fed C57BL/6J mice. Nutr Metab. 2012;9(1):105. Cabrera C, Artacho R, Giménez R. Beneficial effects of green tea–a review. J Am Coll Nutr. 2006;25(2):79-99.
7. Scapagnini G, Vonya V, Nader AG, Calogero C, Zella D, Fabio G. Modulation of Nrf2/ARE pathway by food polyphenols: a nutritional neuroprotective strategy for cognitive and neurodegenerative disorders. Mol Neurobiol. 2011;44(2):192-201. Belcaro G, Cesarone MR, Dugall M, Pellegrini L, Ledda A, Grossi MG, et al. Efficacy and safety of Meriva®, a curcuminphosphatidylcholine complex, during extended administration in osteoarthritis patients. Altern Med Rev. 2010;15(4):337-44. Vogl S, Picker P, Mihaly BJ, Fakhrudin N, Atanasov AG, Heiss EH, et al. Ethnopharmacological in vitro studies on Austria’s folk medicine. An unexplored lore in vitro anti-inflammatory activities of 71 Austrian traditional herbal drugs. J Ethnopharmacol. 2013;149(3):750-71. Bisht K, Wagner KH, Bulmer AC. Curcumin, resveratrol and flavonoids as anti-inflammatory, cyto- and DNA-protective dietary compounds. Toxicology. 2010;278(1):88-100.
Reishi, shiitake y maitake

La sinergia de los hongos orientales aumenta las defensas naturales

Un estudio científico dirigido por el Instituto for Glycomics, Griffith University de Australia, confirma que el uso combinado de los hongos Reishi, Shiitake y Maitake produce un efecto inmunomodulador en el sistema inmunológico1Mallard B, Leach DN, Wohlmuth H, Tiralongo J (2019) Synergistic immuno- modulatory activity in human macrophages of a medicinal mushroom formulation consisting of Reishi, Shiitake and Maitake. PLoS ONE 14(11): e0224740.
https://doi.org/10.1371/journal. pone.0224740.
.

Un antiguo dicho dice que “una sola persona puede ser vencida, pero dos ya pueden defenderse; y si tres unen sus fuerzas, ya no es fácil derrotarlas”2Traducción en lenguaje actual (TLA) Copyright ©
2000 by United Bible Societies.
Si esta afirmación es cierta en nuestras relaciones humanas, parece que también lo es respecto de la respuesta de nuestro sistema inmunológico ante la amenaza de bacterias, parásitos o virus.

Al menos, así ha quedado demostrado en un interesante estudio científico publicado en noviembre de 2019, y efectuado por un grupo multidisciplinar a fin de evaluar la respuesta del sistema inmunológico ante la ingesta por separado de hogos orientales en comparación con la toma combinada de los hongos Reishi, Shiitake y Maitake.

Propiedades saludables de los hongos medicinales individuales.

El estudio parte del reconocimiento de la existencia de una abundante literatura científica que respalda el efecto inmunomodulador de los compuestos bioactivos que poseen los hongos medicinales individualmente, especialmente los polisacáridos ß-glucanos de origen fúngico. Estos componentes no son sintetizados por los humanos, por lo que al ingerirlos se induce una respuesta innata y adaptativa, ofreciendo así protección contra el ataque de microbios patógeno y los efectos nocivos de las toxinas ambientales y carcinógenos. Las investigaciones apuntan que el sitio principal de interacción entre los ß-glucanos y las células inmune se produzca en el tejido linfoide asociado al intestino. Pero como ya hemos comentado, los hongos medicinales albergan una variedad de compuestos.

En otras palabras, los diferentes principios activos de los hongos producen efectos saludables, pero la combinación de todos ellos producen una sinergia que amplia los efectos.

“Las propiedades combinadas de los componentes de cada hongo medicinal son semejantes a una octava musical”

Para ilustrarlo podemos compararlo a una octava de un piano. Cada tecla, cada nota musical tiene por sí misma un efecto sonoro, pero la combinación de todas las notas dentro de la misma octava amplia la creatividad. De igual manera, cada uno de los componentes de un hongo medicinal posee virtudes saludables por sí mismo, pero cuando se combinan los componentes, los resultados beneficiosos se potencian y curiosamente, parece ser que los posibles efectos desfavorables se minimizan.

¿se potenciarían los beneficios saludables si mezclamos en una sola ingesta varios hongos?

Entonces, cabe plantearse si al combinar varios hongos medicinales estamos ampliado las octavas del piano, y por consiguiente ampliando exponencialmente las posibilidades creativas. Esto es, ¿se potenciarían los beneficios saludables si mezclamos en una sola ingesta varios hongos?

Método del estudio

Ese fue el objetivo del estudio del grupo científico australiano. Siguiendo las recomendaciones del Comité de Ética de Investigación Humana de la Universidad de Griffith, se aislaron y diferenciaron los macrófagos3N.A. Los macrófagos son un componente principal del sistema inmune innato, y actúa como la primera línea de defensa del cuerpo ante una infección.  humanos. A continuación se trataron con medios frescos que contenían concentraciones variables de extractos de hongos medicinales, a saber: Reishi, Shiitake y Maitake. Se pretende comparar en vivo si la respuesta del sistema inmunológico es diferente ante la toma de hongos individualmente o combinando los tres citados.

Resultados

  • El estudio concluye que los resultados obtenidos indican un efecto sinérgico entre los componentes individuales que forman la combinación de hongos.
  • Tomados en conjunto los resultados, los datos sugieren que la mezcla de hongos induce una respuesta inmunoestimuladora de manera sinérgica en comparación con las respuestas de los extractos individuales.
  • En definitiva, la fórmula combinada de hongos demostró un aumento tanto en la potencia como en la eficacia sobre los efectos de los extractos, provocando una mayor respuesta a una concentración más baja de producto, así como inducir una respuesta más potente en el sistema inmunológico que el efecto producido por los extractos individuales.

Reconoce el estudio que este hallazgo (en relación a la expresión de los macrófagos) es particularmente interesante dado que se sabe que tal resultado induce a la regresión tumoral.

Conclusiones

Este es el primer informe de actividad inmunomoduladora sinérgica en una mezcla definida de hongos medicinales, que concluye con un efecto potenciado de respuesta de nuestro sistema inmunológico ante la mezcla e ingesta de los hongos Reishi, Shiitake y Maitake. En consecuencia, en caso de incluir en su dieta diaria estos hongos, considere la recomendación de una suplementación a base de fluidos que contengan una mezcla de Reishi, Shiitake y Maitake.

Y, si además se enriquece el complemento alimenticio con vitaminas antioxidantes, como la vitamina C y E, y del complejo B4REGLAMENTO (UE) Nº 432/2012 DE LA COMISIÓN, de 16 de mayo de 2012, por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños. , proporcionaremos el sustrato nutricional ideal para nuestras defensas, pues contribuyen e intervienen en diversos mecanismos que favorecen el sistema inmunológico.

Por último, es recomendable el aporte en la dieta del consumo de Jalea Real, pues los interesantes estudios científicos efectuados sobre la Jalea Real5Review Article “Antioxidant Potential of Propolis, Bee Pollen, and Royal Jelly: Possible Medical Application”. Joanna Kocot , Małgorzata Kiełczykowska, Dorota Luchowska-Kocot, Jacek Kurzepa, and Irena Musik. Department of Medical Chemistry, Medical University of Lublin, 4A Chodźki Street, 20-093 Lublin, Poland. Hindawi Oxidative Medicine and Cellular Longevity Volume 2018, Article ID 7074209, 29 pages
https://doi.org/10.1155/2018/7074209.
, y su efecto antioxidante, como sobre el sistema inmunológico, la convierten un alimento funcional., que merece un artículo separado.

¡Jalealízate!
Alexis J. Aneas
Experto en Nutrición Humana
Universidad de Santiago de Compostela (USC)

Referencias   [ + ]

1. Mallard B, Leach DN, Wohlmuth H, Tiralongo J (2019) Synergistic immuno- modulatory activity in human macrophages of a medicinal mushroom formulation consisting of Reishi, Shiitake and Maitake. PLoS ONE 14(11): e0224740.
https://doi.org/10.1371/journal. pone.0224740.
2. Traducción en lenguaje actual (TLA) Copyright ©
2000 by United Bible Societies.
3. N.A. Los macrófagos son un componente principal del sistema inmune innato, y actúa como la primera línea de defensa del cuerpo ante una infección.
4. REGLAMENTO (UE) Nº 432/2012 DE LA COMISIÓN, de 16 de mayo de 2012, por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.
5. Review Article “Antioxidant Potential of Propolis, Bee Pollen, and Royal Jelly: Possible Medical Application”. Joanna Kocot , Małgorzata Kiełczykowska, Dorota Luchowska-Kocot, Jacek Kurzepa, and Irena Musik. Department of Medical Chemistry, Medical University of Lublin, 4A Chodźki Street, 20-093 Lublin, Poland. Hindawi Oxidative Medicine and Cellular Longevity Volume 2018, Article ID 7074209, 29 pages
https://doi.org/10.1155/2018/7074209.
Jalea Real

La Jalea Real. Potente antioxidante

El Department of Medical Chemistry, Medical University of Lublin publicó en 2018 una exhaustiva revisión de la literatura científica sobre las propiedades antioxidantes de los productos derivados de las abejas1Review Article Antioxidant Potential of Propolis, Bee Pollen, and Royal Jelly: Possible Medical Application; Joanna Kocot, Małgorzata Kiełczykowska, Dorota Luchowska-Kocot, Jacek Kurzepa, and Irena Musik; Department of Medical Chemistry, Medical University of Lublin, 4A Chodźki Street, 20-093 Lublin, Poland. Copyright © 2018 Joanna Kocot et al. This is an open access article distributed under the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited. Hindawi Oxidative Medicine and Cellular Longevity Volume 2018, Article ID 7074209, 29 pages
https://doi.org/10.1155/2018/7074209
. Nos centramos en esta ocasión, especialmente, en las referencias que hace el artículo sobre la Jalea Real, y sus posibles aplicaciones médicas a fin de contrarrestar los efectos del estrés oxidativo a la patogénesis de numerosas enfermedades, tales como trastornos neurodegenerativos, enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

Los productos de abejas como el propóleo, la cera de abejas, el polen, la jalea real, así como la miel, se conocían y utilizaban incluso en la antigüedad y la Edad Media. Por ejemplo, en la antigua China, el polen de abeja se aplicaba como un agente cosmético que contribuía al blanqueamiento de la piel. En la actualidad, el interés en su uso como agentes en tratamiento de cánceres, enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares y del tracto gastrointestinal, así como en el tratamiento de heridas y quemaduras, sigue creciendo[1-10]

Los productos de la abeja se consideran una fuente potencial de antioxidantes naturales capaces de contrarrestar los efectos del estrés oxidativo subyacente a la patogénesis de numerosas enfermedades. En general, los compuestos que poseen un carácter fenólico, que pertenecen a sustancias que expresan la capacidad de eliminar los radicales libres, son los principales responsables de la capacidad antioxidante de los productos de la abeja. Se componen de dos grupos principales de compuestos: flavonoides y ácidos fenólicos.

La jalea real

La jalea real es una secreción de las glándulas mandibulares de las abejas jóvenes de la especie Apis mellifera. Esta es una sustancia de crema blanca o amarillenta que produce alimento para las larvas de abejas jóvenes (pero no más de tres días, y luego se alimentan con una mezcla de polen, néctar y miel) y el único alimento para la Reina. Esta diferencia en la forma de alimentación se considera el principal factor responsable de la diferenciación en el desarrollo de la Reina y el resto de abejas.

En comparación con la comida de los trabajadores, la jalea real contiene menos agua y cuatro veces más azúcares, más proteínas y diferentes concentraciones de algunas sales minerales. Esta composición única de jalea real conduce a cambios en la expresión génica (probablemente a través de mecanismos epigenéticos). Gracias a la jalea real, la Reina podría vivir hasta cinco años (las trabajadoras generalmente viven alrededor de 45 días) y ponen alrededor de 2000–3000 huevos al día.

“Gracias a la jalea real, la Reina puede vivir hasta cinco años, en contraste con los 45 días de vida de las abejas trabajadoras”

La composición de la jalea real

Desde el punto de vista químico, la jalea real es una emulsión de proteínas, azúcares y lípidos en el agua. Además contiene sales minerales (principalmente cobre, zinc, hierro, calcio, manganeso, potasio y sales de sodio) y pequeñas cantidades de flavonoides, polifenoles y vitaminas (biotina, ácido fólico, inositol, niacina, pantoténico), ácido, riboflavina, y tiamina. En cuanto a los aminoácidos, contiene: lisina, prolina, cistina, ácido aspártico, valina, ácido glutámico, serina, glicina, cisteína, treonina, alanina, tirosina, fenilalanina, hidroxiprolina, leucina-isoleucina y glutamina.

“Según estos científicos, la actividad antioxidante de la jalea real puede estar relacionada con el efecto biológico de los aminoácidos libres”.

Se estima que el contenido total de grasas y ácidos grasos en la jalea real está en el rango de 7 a 18%. La jalea real contiene ácidos grasos hidroxilos cortos con 8–12 átomos de carbono en la cadena, es un ácido graso libre extremadamente raro con una estructura inusual. Es de destacar que este ácido se considera como uno de los componentes más importantes de los que se deriva la actividad biológica de la jale real.

“El ácido 10-hidroxidecanoico (10-HDA), no se ha informado en ningún otro material crudo natural”.

Acciones saludables de la jalea real

Los estudios científicos confirman el papel de la jalea real como un eliminador de radicales libres y quelador, es decir, un potente antioxidante. Igualmente, diversos informes reconocen que la jalea real puede mejorar la resistencia a la insulina a través del efecto antioxidante. Los autores declararon que la suplementación con la jalea real podría ser beneficiosa para los pacientes diabéticos.

Por otro lado, otros estudios científicos se centraron en la relación entre la ingesta de jalea real y los efectos antioxidantes y neuroprotectores. Los autores revelaron que el
tratamiento con jalea real mejoró los biomarcadores antioxidantes y los niveles de neurotransmisores. Curiosamente, la jalea real también tuvo un efecto activador en el
sistema nervioso central, reduciendo el daño del tejido cerebral.

Otro trabajo de investigación estudió [20] la influencia de la jalea real y el interferón alfa humano (una proteína con actividades antivirales y antitumorales) en el tratamiento del cáncer de colon. Se demostró un efecto antiporovirales producido por el equilibrio antioxidante favorecido por los componentes de la jalea real.

Conclusiones

Los estudios in vitro confirman la utilidad del consumo de productos de abejas, como la jalea real, como agentes naturales capaces de contrarrestar los efectos del estrés oxidativo en diversas patologías y numerosas enfermedades, como los trastornos neurodegenerativos, cáncer, diabetes y ateriosclerosis.

En consecuencia, incluir en nuestra dieta la jalea real es una excelente forma de proteger y recuperar nuestra salud.

“¡Jalealízate!”
Alexis J. Aneas
Experto en Nutrición Humana
Universidad de Santiago de Compostela (USC)

Bibliografía

[1] O.Yıldız,Z.Can,Ö.Saraletal.,“Hepatoprotectivepotentialof chestnut bee pollen on carbon tetrachloride-induced hepatic damages in rats,” Evidence-baseComplementary and Alternative Medicine, vol. 2013, Article ID 461478, 9 pages, 2013.
[2] B. Denisow and M. Denisow-Pietrzyk, “Biological and therapeutic properties of bee pollen: a review,” Journal of the Science of Food and Agriculture, vol. 96, no. 13, pp. 4303–4309, 2016.
[3] C. Sun, Z. Wu, Z. Wang, and H. Zhang, “Effect of ethanol/water solvents on phenolic profiles and antioxidant properties of Beijing propolis extracts,” Evidence-based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2015, Article ID 595393, 9 pages, 2015.
[4] S. Kumari, P. Naik, B. L. Vishma et al., “Mitigating effect of Indian propolis against mitomycin C induced bone marrow toxicity,” Cytotechnology, vol. 68, no. 5, pp. 1789–1800, 2016.
[5] M. Alyane, L. B. Kebsa, H. Boussenane, H. Rouibah, and M. Lahouel, “Cardioprotective effects and mechanism of action of polyphenols extracted from propolis against doxo- rubicin toxicity,” Pakistan Journal of Pharmaceutical Sci- ences, vol. 21, no.3, pp. 201–209, 2008.
[6] X.Jin,Q.Liu,L.Jia,M.Li,andX.Wang,“Pinocembrinatten- uates 6-OHDA-induced neuronal cell death through Nrf2/ ARE pathway in SH-SY5Y cells,” Cellular and Molecular Neurobiology, vol. 35, no. 3, pp. 323–333, 2015.
[7] R. Barros Silva, N. A. Santos, N. M. Martins et al., “Caffeic acid phenethyl ester protects against the dopaminergic neuronal loss induced by 6-hydroxydopamine in rats,” Neurosci- ence, vol. 233, pp. 86–94, 2013.
[8] H. Izuta, M. Shimazawa, K. Tsuruma, Y. Araki, S. Mishima, and H. Hara, “Bee products prevent VEGF-induced angiogenesis in human umbilical vein endothelial cells,” BMC Complementary and Alternative Medicine, vol. 9, no. 1, article 45, 2009.
[9] G. Bazmandegan, M. T. Boroushaki, A. Shamsizadeh, F. Ayoobi, E. Hakimizadeh, and M. Allahtavakoli, “Brown Oxidative Medicine and Cellular Longevity 25 propolis attenuates cerebral ischemia-induced oxidative damage via affecting antioxidant enzyme system in mice,” Biomedicine & Pharmacotherapy, vol. 85, pp. 503–510, 2017.
[10] N. Baltas, S. A. Karaoglu, C. Tarakci, and S. Kolayli, “Effect of propolis in gastric disorders: inhibition studies on the growth of Helicobacter pylori and production of its urease,” Journal of Enzyme Inhibition and Medicinal Chemistry, vol. 31, Sup- plement 2, pp. 46–50, 2016.
[11] B. W. LeBlanc, O. K. Davis, S. Boue, A. DeLucca, and T. Deeby, “Antioxidant activity of Sonoran desert bee pollen,” Food Chemistry, vol. 115, no. 4, pp. 1299–1305, 2009.
[12] D. Ferreira, H. C. Rocha, L. C. Kreutz et al., “Bee products prevent agrichemical-induced oxidative damage in fish,” PLoS One, vol. 8, no. 10, article e74499, 2013. !
[13] S. B. Kim, Y. H. Jo, Q. Liu et al., “Optimization of extraction condition of bee pollen using response surface methodology: correlation between anti-melanogenesis, antioxidant activity, and phenolic content,” Molecules, vol. 20, no. 11, pp. 19764–19774, 2015.
[14] J. de Florio Almeida,A.S.d.Reis,L.F.S.Heldtetal.,“Lyoph- ilized bee pollen extract: a natural antioxidant source to prevent lipid oxidation in refrigerated sausages,” LWT—Food Science and Technology, vol. 76, pp. 299–305, 2017.
[15] A. Rzepecka-Stojko,J.Stojko, A.Kurek-Góreckaetal.,“Poly- phenols from bee pollen: structure, absorption, metabolism and biological activity,” Molecules, vol. 20, no. 12, pp. 21732–21749, 2015.
[16] Z. Nabas, M. S. Y. Haddadin, J. Haddadin, and I. K. Nazer, “Chemical composition of royal jelly and effects of synbiotic with two different locally isolated probiotic strains on antiox- idant activities,” Polish Journal of Food and Nutrition Sciences, vol. 64, no. 3, 2014.
[17] J. R. Liu, Y. C. Yang, L. S. Shi, and C. C. Peng, “Antioxidant properties of royal jelly associated with larval age and time of harvest,” Journal of Agricultural and Food Chemistry, vol. 56, no. 23, pp. 11447–11452, 2008.
[18] H. Guo, Y. Kouzuma, and M. Yonekura, “Structures and properties of antioxidative peptides derived from royal jelly protein,” Food Chemistry, vol. 113, no. 1, pp. 238–245, 2009.
[19] S. Watanabe, K. Suemaru, K. Takechi, H. Kaji, K. Imai, and H. Araki, “Oral mucosal adhesive films containing royal jelly accelerate recovery from 5-fluorouracil-induced oral mucosi- tis,” Journal of Pharmacological Sciences, vol. 121, no. 2, pp. 110–118, 2013.
[20] B. Filipič, L. Gradišnik, K. Rihar, E. Šooš, A. Pereyra, and J. Potokar, “The influence of royal jelly and human interferonalpha (HuIFN-αN3) on proliferation, glutathione level and lipid peroxidation in human colorectal adenocarci- noma cells in vitro,” Arhiv za Higijenu Rada i Toksikologiju, vol. 66, no. 4, pp. 269–274, 2015.

Referencias   [ + ]

1. Review Article Antioxidant Potential of Propolis, Bee Pollen, and Royal Jelly: Possible Medical Application; Joanna Kocot, Małgorzata Kiełczykowska, Dorota Luchowska-Kocot, Jacek Kurzepa, and Irena Musik; Department of Medical Chemistry, Medical University of Lublin, 4A Chodźki Street, 20-093 Lublin, Poland. Copyright © 2018 Joanna Kocot et al. This is an open access article distributed under the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited. Hindawi Oxidative Medicine and Cellular Longevity Volume 2018, Article ID 7074209, 29 pages
https://doi.org/10.1155/2018/7074209